BODA Sandra & Javier

Nunca hablo de los invitados. Quiero decir, cuando expongo las fotografías de una nueva boda, siempre hablo de los novios. Supongo que es normal: mi ojo siempre está puesto en ellos, para transmitir punto por punto lo que vieron y vivieron. Quiero que mis imagenes sean el recuerdo más sincero de ese día.

Pero los invitados están ahí y no solo forman parte de ese momento, si no que lo contruyen. Son ellos los que hacen que el día de la boda se convierta en un momento muy especial, en muchos casos, el mejor día en la vida de los novios.

Me encanta ver a una madre quitándole las lágrimas a su hija, con cuidado, para que el maquillaje no se arruine. O a una hermana con el nudo en la garganta, temblando, con un micrófono y un folio lleno de palabras que hablan de cosas demasiado grandes. O ese padre, desinhibido por completo, disfrutando y bailando cada canción, estrujando cada momento como si estuviera ocurriendo exactamente como había soñado que ocurriría.

Es increíble verte rodeado de algo así. Aunque sea por una vez en la vida. Tus amigos, tu familia, todos quieren hacerte la persona más feliz del mundo por un día.

Espero de corazón que entre todos lo hayamos logrado y que esa felicidad se repita cientos de veces en ese nuevo camino que habáis empezado.

Sandra y Javi, ¡felicidades y gracias por todo!

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *